Valoración de la prótesis cementada frente a la prótesis atornillada

Valoración de la prótesis cementada frente a la prótesis atornillada.

Ambos tipos de prótesis dentales tienen numerosos beneficios, pero es importante saber cuál es la más adecuada en cada caso.

A continuación exponemos la valoración en base a diferentes criterios:

Simplicidad:

  • Cementadas: más sencillas.
    El empleo de técnicas protésicas, materiales y métodos de laboratorio tradicionales, hace que la técnica en conjunto sea más sencilla.
    El acceso a pilares posteriores es más fácil, pues no hay que atornillar la prótesis.
  • Atornilladas: más complejas.
    Requieren un procedimiento clínico más complicado y técnica protésica más laboriosa.
    El acceso a los pilares posteriores es más difícil por problemas de espacio, sobre todo cuando la apertura bucal está limitada.
    La corrección de la estructura para el ajuste pasivo sólo se puede resolver cortando la supraestructura o repitiendo el colado.

Biomecánica:

  • Cementadas: mayor estabilidad en su conjunto.
    El ajuste pasivo de la supraestructura es más sencillo de conseguir que en las atornilladas.

Estética:

  • Cementada: El pilar puede prepararse como si de un diente natural se tratara.
  • Atornillada: En el caso de que el pilar tenga demasiada inclinación o sobresalga demasiado por encima de la mucosa, alterando los resultados estéticos, se podrá optar por un pilar angulado.

Es importante también conocer las complicaciones que podrían surgir en cada caso:

Infecciones:

  • Atornillada: No sella la interfase entre el pilar y la corona, lo que favorece el crecimiento bacteriano hacia el surco. Este surco actúa como una bomba de endotoxinas que favorece la proliferación de microorganismos. Es frecuente encontrar un olor indicativo de bacterias anaerobias cuando se desajusta las conexiones entre los componentes.
  • Cementada: Sella la conexión entre la corona y el pilar e impide la penetración bacteriana.

Aflojamientos:

  • Atornillada: Los aflojamientos de los tornillos oclusales, resultado de la oclusión, parafunción, altura de la corona, fatiga y otros factores relativos a las fuerzas, aumentan las fuerzas que deben soportar otros implantes del sistema del soporte de la prótesis, lo que genera fracturas de los tornillos de las prótesis o de los cuerpos de los implantes.
    El desgaste de las roscas de los tornillos de oclusión, derivado de su aflojamiento, se produce cuando la restauración se retira y recoloca de forma repetitiva durante años, lo que aumenta la tendencia a la rotura o aflojamientos de tornillos.
    En contraposición a esto, la prótesis atornillada elimina el riesgo de introducir cemento entre el implante y el pilar a nivel del margen óseo, evitando irritaciones.

Coste económico y tiempos:

  • Cementada: Es más económica por el menor número de aditamentos que precisa para su elaboración.
    Necesita de menos citas al clínico, y éstas son de menor duración.

Recuperabilidad:

  • Cementada: la dificultad para extraer las prótesis una vez cementadas es uno de los mayores inconvenientes que presentan.

Mantenimiento:

El mantenimiento no sólo depende del tipo de prótesis, sino de la profundidad del tejido y del ajuste marginal. En la prótesis cementada hay que tener un especial cuidado al extraer el cemento del surco, pues sus restos pueden dar lugar a gingivitis y reabsorción ósea. Cuando los surcos son muy profundos, o bien se reduce su profundidad o convendría recomendar una prótesis atornillada.
Cuando la prótesis es poco accesible para la higiene, estaría indicado el que fueran atornilladas para su extracción y limpieza una vez al año.

Marta García García, Directora Técnica de Biotrinon

¿Necesitas ayuda?






He leído y acepto los Términos y condiciones y la Política de Privacidad

Holler Box
  • No hay productos en el carrito