• FAQ - Sobre nuestros productos y sus usos

¿De qué material son los implantes Trinon?

El titanio es un elemento químico que se encuentra en gran abundancia en la naturaleza. Lo podemos obtener en diferentes aleaciones.
El grado 4 de titanio es una aleación médicamente pura, con unas propiedades físico – químicas apropiadas para una osteointegración óptima del implante en el hueso. A medida que varía el grado de titanio, las propiedades físico-químicas se ven modificadas en cuanto a fragilidad, elasticidad, porcentaje de otros elementos químicos, siendo el grado del 1 al 4 biomédicamente puro.

Los implantes Trinon están compuestos por Vanadio (Va) que confiere dureza, y Aluminio (Al), que proporciona elasticidad. Estos elementos se encuentran en un porcentaje adecuado con el fin de conseguir un grado de titanio médicamente puro; en caso contrario, tenderá a liberar trazas de metal que se acumulan en el riñón. El grado de Ti 4 presenta un 99% de titanio puro, y es éste el que se utiliza en los implantes del sistema Trinon.
¿Y el instrumental?
El material de cirugía, en su mayoría es de Titanio grado V, incluida la tapa de la caja quirúrgica. Algunos componentes, como la fresa iniciadora de lanza son de carburo de tungsteno.

¿Por qué el sistema Q-Implant de Trinon se caracteriza por su considerable SIMPLICIDAD? ¿Está relacionado con su rosca expansora y condensadora?

El sistema Q-Implant sigue una línea DE SIMPLICIDAD en contra de otros sistemas muy complejos que dificultan la práctica clínica debido a la gran cantidad de componentes para el ejercicio de la implantología y la implantoprótesis.
Su diseño como implante de un solo cuerpo y de rosca expansora y condensadora de hueso lo hizo único; aunque no fue el primer fabricante en presentar ni la rosca ni el concepto de un solo cuerpo (la compañía de Nobiliun en 1927 presentó un implante muy similar; Dr. Marrero de La Habana).
Su rosca excéntrica, expansora y condensadora de hueso convierte a Trinon en un sencillo sistema, que posibilita abordar todos los casos, como crestas estrechas, huesos muy esponjosos tipo IV…., con un mínimo fresado y una reducida gama de diámetros.

¿En qué casos es aconsejable realizar un TAC?

Es aconsejable realizarlo en situaciones de atrofias que puedan comprometer el implante y para los profesionales “nobeles”.

¿En qué momento y en qué casos se debe iniciar en la fase pre-operatoria un tratamiento antibiótico?

El protocolo actual (sin olvidar que se revisa cada 6 meses) aconseja siempre profilaxis. Tratamiento previo en aquellos casos en que los patógenos periodontales están es fase subaguda; y tratamiento previo pero distanciado, en casos de periodontitis crónica sin control.

¿En qué casos se recomienda la cirugía guiada?

La base de la cirugía guiada es el scan dental. Se aconseja el uso de esta tecnología por motivos como el marketing. Con esta técnica, se debe tener precaución, debido a la inevitable posibilidad de que el paciente pueda moverse, provocando que el corte sea oblicuo y distorsionando así parámetros de longitud.

¿Cómo nos puede ayudar la estereolitografía?

Con esta tecnología se trabaja con la calavera del paciente, tratándose de una realidad “in vitro”, pudiendo servir de apoyo a la cirugía guiada.

Casos más frecuentes en los que se aconseja el implante de dos cuerpos frente al de una sola pieza.

Es aconsejable utilizar el implante de dos cuerpos si no se desea realizar carga inmediata, si existen problemas de paralelismo, si se cuenta con poca dimensión vertical, o en casos de una inadecuada relación intermaxilar. Se aconseja prestar especial atención en sectores posteriores, recordando siempre que en estas zonas se tiene el 75% de las cargas oclusales, por lo que no se aconsejaría cargar. Si, por el contrario, en el sector anterior se pretende conseguir estética, se cuenta con una adecuada angulación y teniendo en cuenta que las cargas son menores, se podría optar por un implante de una sola pieza.

Ventajas e inconvenientes de los sistemas de conexión protética interna frente a la externa.

La conexión protética interna:
• Teóricamente presenta menos problemas de aflojamientos.
• Es más adecuada en inserciones infraóseas.
• La conexión interna es más indicada en casos de transalveolares anteriores.

La conexión protética externa:
• Es preferida por los protésicos por su universalidad.
• Más económico.

El implante QK o implante de conexión octogonal interna presenta una emergencia cónica en el cuello transmucosal. ¿Qué indicaciones tiene esa estructura y qué relación existe con la estabilidad primaria?

Es ideal para obtener más estabilidad en sectores posteriores maxilares, donde existe baja densidad ósea, y, por tanto, buscamos estabilidad con un buen anclaje en la cortical. Además, es una buena elección en casos de mucosas muy gruesas, y en casos de supraóseos.
En zonas posteriores el fresado no presenta gran dificultad. Cuando nos encontramos con corticales tipo I, se debe utilizar la fresa de hueso de alta densidad (“tipo avellanadora”) a elevadas revoluciones, por encima de las 1.000 r.p.m. ya que a baja velocidad corremos el riesgo de fracturar el hueso. Esta fresa presenta una parte activa de 6 mm, de los cuales se deben introducir al menos 3 mm, teniendo la precaución de pisar el micromotor antes de que contacte con el hueso para evitar así la fractura de la cresta.

¿Cuál es el número de implantes aconsejable en maxilar y zona mandibular?

Tres o cuatro.

¿Cuáles son las posiciones idóneas para insertar implantes de bola?

Intercanina.

Un ejemplo de un caso óptimo para obtener una situación favorable con cuatro implantes sería: colocar dos en la zona anterior con gomitas negras que tienen mayor retención, y otros dos, situados a nivel de los caninos, con gomitas verdes de menor retención.
En caso de colocar tres implantes para soportar la sobredentadura, una buena disposición sería posicionar un implante en la pieza uno y otros dos, a ambos lados lo más anteriormente posible.

Ventajas e inconvenientes del sistema de atache de bola para prótesis removibles frente a las barras. Relación con el maxilar y región mandibular.

La barra es un sistema muy seguro y estable desde un punto de vista mecánico, siempre que los ajustes sean idóneos.

El sistema de prótesis removible con atache de bolas es un sistema muy sencillo y cómodo para el paciente, y tiene muy buena predictibilidad en la región mandibular, pero requiere más seguimiento que el de barras.

¿Qué es una prótesis híbrida y cuándo debemos optar por esta solución frente a una fija o removible? Número de implantes mínimo aconsejable para una híbrida.

Se trata de una prótesis implantosoportada que consta de una estructura metálica RIGIDA que feruliza todos los implantes, evitando así las fuerzas laterales. La distribución de cargas es más dispersa. La prótesis se realiza en acrílico o composite. Esto hace que, en caso de disfunciones, fuerzas excesivas o interferencias, puedan desprenderse algunas piezas dentales.
El número mínimo para una rehabilitación unimaxilar es de seis. Es una opción adecuada para realizar carga inmediata.

Relación entre la disponibilidad ósea en dimensión vertical y horizontal y longitud y anchura del diámetro seleccionado. ¿Hay que elegir siempre la máxima longitud y anchura posible?

Con el sistema Q-Implant de Trinon NO hay que seleccionar la máxima longitud disponible, ya que la rosca aumenta la superficie de contacto un 25%, y la estabilidad es muy alta. Sin embargo, el grosor tiene que estar en consonancia con la pieza dental que hay que rehabilitar.

¿Es conveniente rehabilitar un molar con dos implantes?

Sí, si lo permite el espacio vestíbulo/lingual-palatino y mesio/distal (la naturaleza nos ha dotado de varias raíces en los sectores posteriores). Se deben cuidar estos espacios para no dificultar la tomar de impresión y el proceso de elaboración de la prótesis.

¿Cuál es el protocolo de fresado que aconseja Trinon y cuál es su relación con el diseño de rosca del implante?

Se aconseja un mínimo fresado para que se requiera menos reparación tisular y tener menor morbilidad.

La rosca Trinon es un “macho terraja” por lo que para obtener la gran estabilidad primaria que caracteriza al sistema Trinon y sacar el máximo partido a las propiedades condensadoras y expansoras de la rosca, hay que tener en cuenta un par de consejos a la hora de practicar el fresado:

  • En huesos de BAJA CALIDAD ÓSEA, ESPONJOSOS O TIPO IV, la secuencia finalizaría con la fresa anterior a la fresa específica de cada implante. En estos casos es una rosca que apenas necesita fresados
  • En el caso de huesos de ALTA DENSIDAD ÓSEA O TIPO I, la secuencia finalizaría con una fresa de mayor diámetro a la específica del implante con el fin de evitar excesivas fuerzas tensionales.

¿Qué relación existe entre número de fresados y la reabsorción ósea?

Existe una relación directa. A mayor número de fresados, mayor reabsorción ósea.

¿A qué rpm se debe fresar en función del tipo de hueso a tratar?

Cuanto más rpm y menor torque, menos agresión siempre que la calidad de corte de la fresa sea buena y que el operador tenga en cuenta el tipo de fisiodispenser. En hueso cortical tipo I, las rpm deben ser mayores que en tipo III o IV esponjoso
¿Qué torque seleccionamos para evitar vibraciones de las fresas? mínimo torque posible a 2000 rpm con reducción 20 a 1

Vida media de las fresas

Depende de aspectos tales como, el material que estén fabricadas, la forma de la mismas, número de esterilizaciones, si se introducen en químicos antisépticos o no, el tipo de corte (en términos generales para 20-25 casos), el tipo de fricción a que han sido sometidas en los fresados y del fisiodispenser que se ha utilizado. Para garantizar un fresado adecuado, las fresas deben ser renovadas cuando el corte ya no es óptimo. En Trinon se está investigando el uso de zirconita para las fresas.

El sistema Q-Implant de Trinon, ¿permite corregir la dirección de inserción?

Si, por tratarse de una rosca especial tipo “macho terraja”.

¿Se aconseja utilizar estos implantes en huesos tipo IV?

Sería su máxima indicación.
Precisamente, gracias a su diseño de rosca y con un mínimo fresado diferencial en función del tipo de hueso, se puede indicar el sistema Q-Implant de Trinon para todos los tipos de hueso.

En casos de crestas óseas estrechas. ¿Cómo debemos utilizar estos implantes? ¿Sería posible insertar un implante de diámetro 3,5 mm en una cresta ósea de 4mm?

Estos implantes son capaces de ser colocados en crestas más estrechas que su diámetro debido a su expansión y a su capacidad de modificar su “trayectoria” mientras está siendo insertado. Sin embargo, es esencial variar los conceptos utilizados en otros implantes – fit to fit – en cuanto a la velocidad de inserción, el torque y el manejo de la llave carraca (“squeeze-release”), que requiere entrenamiento.

Se habla mucho de microespiras en la zona del cuello transmucosal de los implantes para evitar micromovimientos y reabsorción ósea. ¿Qué estrategia tiene el sistema Q-Implant para evitar estos micromovimientos?

Los micromovimientos se evitan aumentando la elasticidad de la unidad de anclaje. El implante Trinon tiene excelente gradiente de elasticidad comparativo. Las microespiras pretenden dar más estabilidad, ya que los implantes convencionales al no tener excesiva estabilidad en calidades medias y bajas de hueso (III y IV) buscan otro tipo de solución que Trinon había solucionado de origen con su diseño. Además, en casos de mucositis periimplantaria, o recesión de encía, esas microespiras están presentando muchos problemas…

¿En qué casos no es aconsejable utilizar el bisturí circular? Predictibilidad en casos de dejar espiras expuestas.

Se aconseja utilizar bisturí circular en casos de crestas anchas, para realizar carga inmediata…
En caso de exposición de espiras, sorprendentemente Q-Implant tiene muy buena predictibilidad, pero depende mucho de la higiene del paciente y de la calidad de la saliva.

¿Hasta dónde debemos insertar los implantes? ¿Posición infra, yuxta o supraósea?

Debido a la cicatrización ósea tras la inserción del implante, debemos tener en cuenta que el hueso se reabsorbe a nivel de la cresta por lo que, y sobre todo en los casos de post-extracción y en zonas de compromiso estético, la inserción debe ser infraósea.
En el caso del Q2 de conexión hexagonal externa, si la inserción la realizamos infraósea, corremos el riesgo de que tras la cicatrización, la plataforma quede enterrada en el hueso, lo que nos obligaría a realizar una osteotomía. La osteotomía conlleva una respuesta de los tejidos no predecible.
En sectores no estéticos, se aconsejaría una posición supraósea.
En el resto de casos, la inserción debe ser yuxtaósea.

¿Qué ventajas ofrece la llave palanca de Trinon no dinamométrica frente a la clásica carraca?

La “filosofía” de gran conicidad y excentricidad de las espiras Q-Implant necesita una inserción lenta, aprovechando así todas las ventajas de su excepcional rosca. La carraca clásica se puede usar en los fresados de los implantes “FIT to FIT” como son la enorme mayoría de los implantes del mercado.

¿Existe algún aditamento protético característico del sistema Trinon?

La ranura del pilar del sistema Q-Implant es exclusiva.
Cuando el clínico talla un diente natural, lo que busca precisamente es obtener este tipo de pilar.
Con este diseño buscamos simplicidad protética tanto en el protocolo como en número de aditamentos necesarios para realizar la toma de impresión y el colado.

¿Qué torque se debe conseguir para los tornillos de implantes de conexión externa e interna?

Los tornillos de cicatrización se atornillan manualmente con un torque máximo de 10 Nw.

En los tornillos de prótesis, la fuerza aplicada no debe superar los 20 Nw. Se puede medir con ayuda de la llave dinamométrica.
Trinon dispone de una llave dinamométrica (con mediciones entre 10-40 Nw) que puede servir de ayuda para conocer el torque ejercido.
En el caso de los implantes de conexión interna, el torque debe ser menor que para los de conexión protética externa, ya que la fricción metal-metal entre el cuello transmucosal del implante y el tornillo oclusal, aumenta considerablemente el torque ejercido obteniéndose la indeseada ”soldadura en frio”.

¿Se aconseja tallar el implante tras la inserción?
¿Afecta a la estabilidad primaria?

Afectaría a la estabilidad primaria si se tallase entre la semana 3 y la 12.
Inclusive se pueden tallar las espiras expuestas, que luego quedan cubiertas por la corona.

¿Podemos utilizar el transportador azul del implante Q2 y QK para tomar impresión en cubeta cerrada?

Estos transportadores presentan unas espiras que ofrecen mucha resistencia en la toma de impresión, por lo que se aconseja tallarlos.

¿La colocación de una prótesis provisional acelera el proceso de osteointegración?

Mejoraría en calidad. Hay un principio inalterable en cicatrización tisular que enuncia que con “la función conseguimos la reparación”. Es la llamada ley de Wolff: “el hueso responde en función de las fuerzas que se aplican sobre él.” Por lo tanto, si hay tensión habrá más formación ósea, y si no hay tensión habrá más reabsorción.

¿Cuál es el periodo crítico en el cual no se debe cargar la prótesis? ¿Por qué?

Entre la semana 3 y la 12. Éste es el periodo crítico en el cual se determina la diferenciación celular hacia tejido óseo o fibroso. Sobrecargas o micromovimientos inadecuados favorecerían la diferenciación hacia el tejido fibroso, desembocando en un fracaso implantológico.

¿Cuánto tiempo se debe dejar la supraestructura temporal inmediata?

La prótesis provisional inmediata debe estar elaborada en resina, salvo en caso de planificación del tratamiento con una supraestructura híbrida, ya que este material ligero distribuye las fuerzas de una manera más homogénea. La prótesis de resina se debe sustituir por una prótesis definitiva cuando los tiempos de integración ósea se han cumplido. Si es de metal podría estar hasta más de un año (híbrida).

¿Es recomendable cargar inmediatamente una sobredentadura removible tipo atache de bolas?

En primer lugar, es muy importante que los implantes posicionados hayan logrado una estabilidad primaria adecuada.

Y además, siempre que se tenga la precaución de que la prótesis está adaptada a la arcada del paciente, es decir que no se realice una prótesis nueva para colocarla el mismo día de la cirugía.
Si la prótesis antigua está adaptada – más de tres meses sin decúbitos ni irritaciones gingivales- y los implantes han sido colocados a más de 35 Ncm sin stress de inserción, se debe dejar la prótesis con la hembra con la gomita de retención “verde” y se aconseja el uso continuo de pomada de terramicina o aceite de vitamina E – a modo de lubricante- .Entre la semana tres y 12 se debe advertir que sólo se la pueden quitar una vez al día, preferiblemente antes de dormir(y que duerman con ella).

¿En una rehabilitación removible de bolas es posible cargar unos implantes y otros no?

Si, los implantes más distales a los caninos se dejarían sin el anillo retentivo, la goma de la hembra

¿Cuándo se aconseja esta situación?

En caso de que en la inserción de algún implante no se consiguiese suficientes Ncm, éstos no se cargarían.

Una vez colocada la sobredentadura removible de bolas. ¿Cuándo puede el paciente retirarla?

Si se ha conseguido una fuerza de 50 Ncm en la inserción de los implantes, se podría retirar desde el primer momento, una vez que el adaptador haya endurecido. Pero se aconseja esperar entre 12 a 24 horas; pasado este tiempo se puede retirar para limpiarla.

Si se ha conseguido una fuerza de 30 Ncm no está indicado retirarla hasta pasadas 3 semanas. Durante este período el paciente debe alimentarse con una pajita evitando la acumulación de alimento que podría producir mucositis periimplantaria.

¿Cuándo debemos rebasar una prótesis removible para evitar balanceos y consecuentemente sobrecargas?

Cuando aparezcan signos o “huellas” del mucosoporte en la prótesis y se confirme con aparición de silicona en la resina al colocarla entre la cresta gingival y la zona del mucosoporte.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de fracasos debidas a la fase protésica? 

Defectos de elección del diseño de las prótesis, sobrecargas, palancas por aflojamientos, infecciones secundarias, defectos de higiene, parafunciones por inadaptación, etc.

Cementos provisionales y definitivos aconsejables.

En el mercado hay una gama extensa de cementos para prótesis provisionales y definitivos que van variando a medida que avanza la investigación industrial.
Por ejemplo, para provisionales se puede utilizar “tembond” o “premier”.
Para definitivas “ionómeros de vidrio”.

¿Cuál es el aumento máximo vertical que podríamos obtener con un injerto óseo tanto particulado como en bloque? ¿Y vestíbulo-lingual/palatino?

En aumentos verticales menores de 3-4 mm es factible el aumento mediante injertos.
Para aumentos verticales, los injertos óseos en bloque no tienen buena predictibilidad. Con particulados y mallas de titanio preformadas se consigue hasta 1cm en premaxila. En aumentos verticales mayores, y siempre que haya un mínimo de base ósea horizontal para distraer y donde fijar el distractor, la distracción ósea alveolar es la primera opción.
En aumentos transversales, la mejor opción son los injertos autógenos monoblock obtenidos de hueso preferiblemente de origen membranoso.

¿Cuál es la reabsorción fisiológica normal en el primer año y en años consecutivos?

La reabsorción de los injertos óseos autógenos hace tiempo que está establecida. Podría cifrarse en alrededor del 30% a los tres años, y del 50% a los 10. Ello disminuye con la colocación lo más temprana posible de los implantes y con la utilización de hueso de origen membranoso, como la calota, con tan sólo un 10% de reabsorción, o la rama ascendente mandibular con una estimación del 18%.
Cabe destacar que el origen del mentón es mixto, endocondral y membranoso, y que la rama es de origen exclusivo membranoso.

En caso de toma de injertos autógenos, el tamaño y localización de la zona donante se elige en función del defecto a restaurar. ¿Cuáles son las localizaciones preferibles?

Ha de tenerse en cuenta factores como la morbilidad secundaria en la zona dadora.
Las localizaciones preferibles son la línea oblicua externa mandibular, rama horizontal, apófisis piramidal…
Los de origen membranoso puro, como la rama ascendente mandibular y calota, son los que presenta menor reabsorción.
El mentón y la rama ascendente son los dos lugares de elección para pequeños defectos. Para los grandes defectos, la calota y la cresta iliaca son los preferibles.

¿Cuándo es aconsejable utilizar la membrana reabsorbible en combinación con el hueso particulado?

Sobre todo en casos de injertos “inlay” como los “Sinus Lift”.

Mallas de titanio. Principales características:

  • Constituidas por titanio poroso para mejorar la vascularización del sitio injertado e injerto.
  • Fijadas con tornillos de titanio autorroscantes para mayor estabilidad.
  • Constituye una barrera física para evitar el colapso del biomaterial por el prolapso de partes blandas en su interior.
  • Consigue que el material permanezca en posición original sin compactarse.
  • Mantiene estable el volumen del material de relleno, ya que éste carece de resistencia mecánica a la compresión.

¿Cuándo está indicado mezclar material autógeno con el hueso artificial?

El material sintético debe mezclarse con sangre autóloga para garantizar así el desarrollo angiogénico, proporcionando un abastecimiento celular activo durante todo el proceso de regeneración.
No es una indicación en sí misma, es una necesidad porque no disponemos de suficiente cantidad de hueso autógeno, además la morbilidad aumenta excesivamente al intentar obtener más hueso.


¿Necesitas ayuda?






He leído y acepto los Términos y condiciones y la Política de Privacidad

Holler Box
  • No hay productos en el carrito